Juego Patológico

EL JUEGO RESPONSABLE Vs. EL JUEGO COMPULSIVO O PROBLEMÁTICO:

El juego es sano cuando existe control y placer al jugar; cuando el apostador se divirte y mantiene dominio sobre la situación.

El juego es compulsivo o problemático cuando se convierte en una ADICCIÓN. La persona siente una incontrolable necesidad de jugar, ignorando cualquier consecuencia negativa de sus acciones.

EL CAMINO HACIA EL JUEGO COMPULSIVO O PROBLEMÁTICO

Los jugadores van pasando por diversas estapas, empezando por una iniciación “ganadora” que suele darse en la juventud, o sea, cuando el apostador gana y las apuetas aumentan progresivamente.

Luego de esta primera etapa, irremediablemente llegamos a la siguiente. En la segunda etapa, el juego y las apuestas se utilizan para recuperar las pérdidas y deudas acumuladas. Así, se va desvaneciedo el optimismo y la sensación “ganadora” de los inicios debido a la situación crítica en la que suele caerse.

En la última etapa, el jugador ya sabe que perder es una gran chance, pero este pensamiento no le impide seguir apostando.

El Jugador compulsivo puede encontrase en cualquier lugar de juego o apuestas, no sólo en casinos y salas de juego. Por eso es necesario que leas atentamente estas lineas para saber si amigos, familiares, conocidos o vos mismo puede estar teniendo problemas con el juego.